Tengo 12 años, estamos en 1968 y es 31 de enero, festividad de S. Juan Bosco -el patrón de la familia salesiana- y como es tradición en éste día, nos reunimos unas cuantas alumnas, de diferentes cursos y edades, en la plaza del colegio y ante la puerta principal. Preparamos el gran asalto para colarnos en el dormitorio de las monjas y despertarlas. Ellas saben que lo vamos a hacer, pero ignoran "cómo y cuándo". Antes de irnos -la tarde anterior- dejamos una de las ventanas mal encajadas, así que ya tenemos el cómo. Son las 7 a.m., ya estamos en el cuándo.

Mido un metro y cincuenta y hago poco bulto, así que «puedes colarte por el hueco que hay entre el lateral de la reja y la pared» me dicen las mayores... dicho y hecho; a los pocos minutos estamos todas dentro y -sin hacer ruido- recorriendo la distancia hasta el dormitorio. Debemos pasar por clausura hasta la parte trasera de la capilla, donde están las dos escaleras que suben al dormitorio. Nos vamos aguantando las risas y mientras unas se dirigen hacia allí, otras me  susurran: «síguenos sin hacer ruido.

No me preguntes cómo lo he hecho, pero de pronto me veo en lo más alto del campanario tirando de la cuerda y haciendo sonar la campana, como una posesa que quiere ahuyentar a los demonios, ¡y despegando los pies del suelo a cada golpe de campana!.

Evidentemente se despiertan todas las monjas y encuentran a las alumnas en el dormitorio; se despiertan los vecinos de los alrededores del colegio y salen a la calle a ver si hay fuego; vienen los municipales a ver si han entrado ladrones... y mientras todo eso, nosotras nos vamos a la cocina a ayudar a la cocinera a hacernos el chocolate, porque falta menos de media hora para que lleguen las demás con varias ruedas de churros.

No, nadie ha dicho quién ha hecho sonar la campana y sí, prometimos no hacerla sonar nunca más. No, nadie ha sido castigada ¡¡hasta ahí podíamos llegar el día del patrón!! y sí vamos a seguir la tradición unos cuantos años más. Pero esa es otra historia.

-----------------
Ésta canción de Lluis Llach sigue siendo un 'latigazo' a mi conciencia... en aquellos años tenía una motivación política clara y definida -vigente hoy en día-, pero si nos miramos detenidamente, fuera de totalitarismos, nos encontramos conque -42 años después- seguimos atados a una estaca que nos tiene atrofiados y sin ilusión por romperla y liberarnos. Te pongo la traducción al castellano (aunque se comprende muy bien en catalán).

LA ESTACA
(L'ESTACA)

El viejo Siset me hablaba
al amanecer, en el portal,
mientras esperábamos la salida del sol
y veíamos pasar los carros.

Siset: ¿No ves la estaca
a la que estamos todos atados?
Si no conseguimos liberarnos de ella
nunca podremos andar.

Si tiramos fuerte, la haremos caer.
Ya no puede durar mucho tiempo.
Seguro que cae, cae, cae,
pues debe estar ya bien podrida.
Si yo tiro fuerte por aquí
y tú tiras fuerte por allí,
seguro que cae, cae, cae,
y podremos liberarnos.

¡Pero, ha pasado tanto tiempo así !
Las manos se me están desollando,
y en cuanto abandono un instante,
se hace más gruesa y más grande.

Ya sé que está podrida,
pero es que, Siset , pesa tanto,
que a veces me abandonan las fuerzas.
Repíteme tu canción.

Si tiramos fuerte...

El viejo Siset ya no dice nada;
se lo llevó un mal viento.
- él sabe hacia donde -,
mientras yo continúo bajo el portal.

Y cuando pasan los nuevos muchachos,
alzo la voz para cantar
el último canto que él me enseñó.

Si tiramos fuerte...
© Edicions l'Empordà

1985, en Madrid con 29 años. Despierto en una habitación blanca y brillante, totalmente desconcertada, la luz me deslumbra y no distingo las caras de quienes me rodean... una voz me pregunta cómo me llamo y si sé dónde estoy. Yo digo que tengo frío y hambre y que apaguen esa luz ¡por Dios! que me están estallando las córneas. Intento moverme y ¡tate! estoy atada a una camilla.

- voz: hola Mariluz ¿sabes quién soy yo? -me pregunta un anciano sonriente y con cara de buena persona liberándome las manos. Mi cara debe ser un poema en jeroglífico porque inmediatamente me da un beso en la frente y me aclara:

- anciano: yo soy el doctor Botella Llusiá y acabamos de extirparte un tumor que nos estaba empezando a preocupar más de lo debido ¿recuerdas?

Automáticamente me viene todo a la memoria y, aunque la anestesia quiere privarme del momento de gloria, le respondo:

- yo: ¿de dice a mi hebbana que traiga la'burguesa, poffavó?

Y casi 12 horas después estoy junto a mi hermana Ana Mª, sentada en la cama de una habitación pequeña de hospital, comiéndome la hamburguesa más grande que preparan en 'yankidonal', con una 'colaloca' de medio litro y un paquetón de papas fritas embadurnadas de tomate y mayonesa.
En la mesita -en un tarro de plástico- hay una 'cosa' del tamaño de un huevo flotando en un líquido. Han tenido "el detalle" de enseñármelo antes de mandarlo a 'filetear' para su estudio. 


Como está próxima la Navidad y todo ha salido tan bien, el profesor Botella me hace prometer que -si me da 'vacaciones'- me portaré bien; ¡¡claro que si, le digo yo!! y nos marchamos hasta después de Reyes.

Sí, todo salió perfecto. Sin ramificaciones. Y aquí sigo... aunque con algunos sustos más, pocos años después; pero esa es otra historia.

Me gustaba esta canción de Spandau Ballet: 'Only when you leave', la editaron ese año

Tengo 27 años, así que estamos en 1983. Es verano, mi grupo ya ha crecido en edad y número y han vuelto a casa por vacaciones los que estudian fuera. Son una gente realmente comprometida y encantadora, yo me siento entre ellos como una más, les envuelvo en mis locuras y ellos a mí en las suyas.

Este año se funda en Marbella la Asociación Benéfica Horizonte, para la prevención y lucha contra la drogadicción. Y a nosotras nos piden que escribamos una canción que sirva de reclamo a jóvenes y mayores. Sin pensarlo dos veces, guitarra en mano nos vamos a la playa y allí nació: "Hay una salida", que es el lema de Horizonte

Como es lógico, nos invitaron a la primera cena benéfica que se celebró -para recaudar fondos- en un restaurante muy chic; donde se daría a conocer la canción. Así que allí nos plantamos formalitos y arregladitos -y con más miedo que vergüenza, dicho sea de paso-; nos pusieron a todos juntos en una mesa circular, un poco esquinados pero donde veíamos a todo el mundo: príncipes y princesas, condes y condesas, marqueses y marquesas, actores y actrices, empresarios y señoras, empresarias y acompañantes... en fin, "la creme de la creme" asidua a la noche marbellí del glamour y la farándula.
De primer plato nos pusieron vichisoise fría (vichisuàs=crema de puerros), que debe ser una exquisitez pero a nosotros nos supo a rayos, así que entre bromas y veras, fuimos echándonos cucharaditas uno en el plato del otro y tarareando la musiquilla de "el alacrán" y con la letra cambiada: "la bichisuà, la bichisuà, la bichisuà te va'picá"... ¿te imaginas la escena?... pues todo el mundo acabó haciendo la conga por todo el restaurante al sonsonete de "la bichisuà, la bichisuà, la bichisuà te va'picá"...

No, en esas fechas no había youtube, tampoco nos habían invadido los ladrones 'malayos', 'ballenas blancas' y demás fauna de presidio... en esas fechas se creó un movimiento que aún perdura, que ha ayudado a miles de personas, mediante Proyecto Hombre, a salir de la droga y a prevenir la caída en ese submundo. Porque si se quiere HAY UNA SALIDA

Este año Cindy Lauper -una de mis cantantes- saca al mercado la canción: Girls Just Want To Have Fun, que llegó a convertirse en todo un himno feminista en aquellos años. Hoy, incluso, me gusta más que antes; será la edad, digo yo.

Sin comentarios

Estas son algunas de mis locuras "confesables". Se comentan por sí solas, por tanto no habrá respuestas a vuestros comentarios -si los hubiera-. Un punto de locura ¡sí! ... pero siempre desde el respeto
Soy seria...
muy seria...
extremadamente seria
.
.
.
por eso a veces necesito

Un

Punto

de

Locura

Con etiqueta

1956 1957 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1992 1993 1994 1995 1996 1997 2006 2010 2011 23 febrero 1981 abba abre la puerta africa al alba alejandro sanz algo de mi all shook up anne-marie david aretha franklin ben bien o mal bienvenidos blowin' in the wind bob dylan bruce springteen cafe alameda camilo sesto can the can canario cancion de judas chiquilla cindy lauper close to you como un burro amarrado a la puerta de un baile corazon partio cristina y los stop dancing in the dark diana dire straits donde estas corazon Eagles el que canta su mal espanta el turista 1.999.999 el ultimo de la fila Elvis Presley emerson lake and palmer flamenco france gall girls just want to have fun give peace a chance gracias a la vida hero (español) héroes del silencio Hotel California inmigrant song jean michel jarre jeanette joan baez joan manuel serrat joaquin sabina john lennon julieta venegas jurame kenny g l'estaca la vida breve led zeppelin leonard cohen let it be light my fire lluis llach lo mejor de mi vida eres tu LODVG luis miguel luz casal Lys Assia manuel de falla mariah carey más bonita que ninguna mediterraneo michael jackson miguel ríos money money money mony mony muñeca de trapo no hago otra cosa que pensar en ti no se tu one of us only when i sleep only when you leave opio oxygene I paul anka pepe marchena pongamos que hablo de madrid Poupée de cire poupée de son prince purple rain Refrain respect revólver ricky martin rocío dúrcal rosa león rumor santana seguridad social shakira simon y garfunkel soy rebelde spandau ballet stairway to heaven sultan of swing suzanne suzi quatro teddy bautista the animals the beatles the carpenters the corrs the doors the end of the world the house of the rising sun the river the sound of silence tommy james y the shondells toto triana tu noche y la mia Tu Te Reconnaitras waiting waiting for you

Estoy registrado

IBSN: Internet Blog Serial Number 2-1956-6-1958

Tienen su Punto

Ven mis puntos

Recíbeme

Escribe tu dirección:

Delivered by FeedBurner

Punto Hispano

Violencia NO!!

Violencia NO!!
No está loco, es un asesino
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.